miércoles, 6 de octubre de 2010

PARTE PRIMERA (Gana el más rápido)

Cuando se sentaron, Rocco le dijo a Steve que aquel hombre ya no le
causaría más problemas. Steve comprendió lo que le quería decir. Rocco
pidió unas copas y se ausentó al baño.
Ekusonihs, había terminado de hablar con Fredy Stone, cuando se dirigía a la discoteca compartida, propiedad en su mayoría de Fredy Stone, aunque una pequeña parte estaba alquilada por Rocco Verino. Ekusonihs, entró en la discoteca, Blondie y Queen era la música predominante en aquel día. La música estaba a todo volumen, y Ekusonihs se sentó en una de las cuatro
barras que había.
Pidió un Martini seco con aceituna y comenzó a echar un vistazo por toda la discoteca hasta que divisó a uno de los hombres de Verino. No le conocía, ni siquiera sabía su nombre pero eso no importaba.
Lo único que tenía que hacer era acercarse, comentar cualquier cosa y
disparar con la pistola con silenciador, y llevarse el cuerpo sin que pasase
nada. Entonces Ekusonihs se acercó a aquel hombre y le preguntó si había
visto por aquí a Umberto Verino. Él sabía que Umberto no había entrado
nunca en la discoteca. Entonces el hombre señaló detrás de Ekusonihs,
respondiendo a su pregunta. Entonces le repitió al hombre de Verino que le
dijese dónde estaba Umberto, y le volvió a señalar detrás de él. Ekusonihs,
notablemente enfadado le dijo que ese truco era muy viejo, aquel de mirar
hacia atrás. Sacó la pistola, apuntó a la cabeza de aquél hombre y un
disparo potentísimo retumbó en toda la discoteca. Ekusonihs cayó al suelo
muerto con un disparo en la cabeza. El hombre italiano mirando al frente
dijo: "Muchas gracias Umberto". De pronto un inmenso tiroteo comenzó en
la discoteca. Umberto Verino corrió hacia los servicios y absolutamente
toda la discoteca comenzó a disparar. Aquello se había convertido en el
principio de una larga guerra.

Mientras tanto en el Saboy, ajenos a todo esto………
Rocco Verino, salió del baño con una cara de preocupación. Se sentó y le
dijo a Rod que le había hecho una llamada a su hermano pequeño Umberto
para que realizase el trabajo encomendado. Rod le dijo que su mujer se
preocuparía y que tenía mucha prisa. Entonces comenzaron a hablar sobre
todo el asunto del nombramiento de Rod como Secretario del Estado
Mayor y le dijo que sería fundamental su entrada en el Gobierno
Americano para sus planes de derrotar al resto de mafias de la ciudad
primero y del país después. Y para ello es necesario derrotar a Fredy Stone.

Después de una larga charla de tres horas y cuando ya estaban en
recepción, comenzó a sonar el teléfono de recepción. El hombre lo cogió y
se lo dio a Rocco Verino: -"Rocco, soy yo, Umberto. No te lo vas a creer.
Ekusonihs ya está muerto, pero comenzó un tiroteo increíble.
Todo el mundo comenzó a disparar y yo conseguí escapar de milagro por la
ventana del baño. ¿Estás ahí Rocco?". -"Sí, te escucho, te escucho".
-"Seguramente ya no quede ninguno de nuestros hombres, éramos una
minoría". -" Ya veo… ¿Se puede saber por casualidad que arma
utilizaste?". -"Una Magnum, calibre 44. Lo siento mucho, hermano".
-"¿Que lo sientes mucho, que lo sientes mucho? ¿No te dije que utilizases
una pistola con silenciador?. El lío en que acabas de meternos a todos es
gordo, ¿sabes?, muy gordo. Ahora la policía se nos echará al cuello y lo
que es peor, Fredy Stone comenzará una guerra contra nosotros sin
piedad". -"Lo siento Rocco. Tengo que dejarte, El ayudante del jefe
Rekrap, el negrata de Robie Carlson me acaba de localizar". (Se escucha un
disparo) -"¡¡¡Mierda, acaba de dispararme en el hombro!!!. Envía ayuda
pronto por favor, estoy detrás de la discoteca". -"¡¡¡Eh, Umberto
detente!!!". (Se empiezan a escuchar unos fuertes golpes y gritos de
Umberto y Robie Carlson). Rocco colgó el teléfono y le dijo a Steve Rod lo
que había ocurrido. Rocco le dijo que iría hasta allí para ayudar a su
hermano del policía Robie Carlson. Steve le dijo que tenía unas cuentas
pendientes con Robie Carlson y que también él iría. Entonces salieron del
Saboy. Ya era completamente de noche y hacía un fuerte viento invernal.
Se dirigieron al coche de Verino donde les esperaba uno de los hombres
que envió a matar al gigante, para conducir el coche. Se metieron en el
coche y Rocco le dijo que le llevase a la discoteca inmediatamente y que
enviase el mayor número de refuerzos posible. Pero el conductor se desvió
de la carretera y se adentró por un callejón. Al llegar al final, el conductor
dio un fuerte frenazo. Entonces sacó dos pistolas y apuntó a la cabeza de
ambos. Les hizo salir del coche, y al darle la luz en la cara, Rod y Verino se
asombraron al ver al gigante, todavía con vida. Entonces aparecieron unas
veinte personas rodeándoles, todas con fusiles y pistolas apuntando a sus
cabezas. Uno de ellos, abrió el maletero del coche y sacó los dos cuerpos
acribillados del conductor y el otro hombre de Verino. Todos comenzaron a
pegarles unas palizas tremendas. A los dos les encerraron en una sala sin
luz.

No hay comentarios: